La xerostomía es frecuentemente llamada sequedad en la boca. Se produce cuando las glándulas salivales no producen suficiente saliva como para mantener la boca húmeda. Dado que la saliva es necesaria para masticar, tragar, saborear y hablar, estas actividades pueden ser más difíciles con sequedad en la boca.

La disminución anormal de la cantidad de saliva (también conocida como hiposialia), o incluso una ausencia total de saliva (asialia) es lo que ocurre en casos de xerostomía, y a menudo se acompaña de la sensación de una lengua “pastosa”. Con la edad, la producción de saliva tiende a disminuir, las personas mayores sufren más a menudo de sequedad de boca, pero el fenómeno también puede empeorar al tomar ciertos medicamentos (como antihistamínicos, analgésicos o hipotensores) por quimioterapia o por determinadas enfermedades (por ejemplo, síndrome de Sjögren, enfermedad de Parkinson o depresión).

¿Cuáles son los síntomas de la boca seca?

La sequedad de boca es muy molesta y desagradable, puede causar una variedad de síntomas, que incluyen una sensación de boca pegajosa o garganta seca y hasta dificultad para hablar, masticar y tragar. Si experimentas el síndrome de boca seca, significa que algo ha provocado una reducción en la producción de saliva. La saliva juega un papel fundamental en la hidratación de la boca y la salud bucal. Limpia la boca, ayuda a tragar y hablar, y ayuda a la digestión y al gusto.

¿Cuáles son los causantes de la xerostomía?

Existen más de 500 fármacos que pueden producir sequedad bucal o xerostomía, hasta un 80% de los más prescritos. Las glándulas salivales son muy sensibles a los anticolinérgicos estrictos (atropina, belladona, escopolamina, etc.). Los grupos de fármacos que también producen xerostomía son: antidepresivos y antipsicóticos (inhibidores de la recaptación de serotonina, antidepresivos tricíclicos y heterocíclicos), antihipertensivos (IECA, diuréticos, betabloqueantes, etc.), ansiolíticos y sedantes, relajantes musculares, analgésicos (SNC/opioides), antihistamínicos, anorexígenos, antiacné, anticonvulsivantes, antiparkinsonianos, broncodilatadores, antimigrañosos e hipnóticos.

¿Cómo podemos aliviar los síntomas?

Afortunadamente, hay varias cosas que puedes hacer para reducir la sensación de sequedad en la boca:

1- Beber mucha agua a menudo y preferiblemente en pequeñas cantidades para mantener la hidratación de la mucosa oral.

2 – Si fumas, trata de dejar de fumar y limite el consumo de alcohol y cafeína, ya que puede empeorar el problema.

3 – Presta atención a tu higiene dental y cepilla los dientes por la mañana y por la noche con pasta dental fluorada

4- Durante la noche, coloca un humidificador en la habitación. La sensación de sequedad en la nariz y la boca disminuirá, especialmente si tiendes a dormir con la boca abierta.

5- Mastica chicle o toma caramelos sin azúcar para estimular el flujo salival. También ayuda comer alimentos ligeramente ácidos o mentolados.

¿Y si estos pequeños consejos no fueran suficientes para aliviarlo? 

Existen sustitutos de la saliva son productos destinados a lubricar la boca de forma duradera, respetando las condiciones naturales de la boca (el valor de pH, la flora bacteriana protectora, etc.). Su acción se basa en sustancias suavizantes y lubricantes, sustancias que protegerán las mucosas formando una película, sustancias gelificantes destinadas a prolongar su efecto lubricante e incluso sustancias que protegen contra la desmineralización de los dientes. Pregunta a nuestros farmacéuticos de las opciones que tenemos en la Farmacia Pedrola en relación a la xerostomía.