El azúcar es fuente fundamental de energía inmediata necesaria para el movimiento de nuestro cuerpo y el funcionamiento del cerebro. Aunque es necesario establecer un consumo máximo de azúcar al día, puesto que un consumo excesivo influye negativamente en la salud del ser humano. De hecho, la obesidad se ha convertido en una epidemia afectando a millones de personas en todo el planeta, y es debido al abuso de dichos azúcares libres. 

Y es que, actualmente, la mayoría de los productos y alimentos que comemos poseen azúcares, incluso aquellos que ni siquiera nos lo imaginamos, lo llevan añadido. Esto es debido a los cambios en la industria alimentaria, y el azúcar sin duda, es un ingrediente perfecto para que un alimento sea más apetitoso y sabroso. 

¿Qué cantidad diaria de azúcar nos aconsejan los expertos?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) es muy rigurosa en cuanto al consumo diario de azúcares libres, debe ser menor que el 5% de las calorías consumidas a lo largo del día y nunca superando el 10%. 

Esto equivale, más o menos, a unos 25 gr de azúcares a diario (unas 5 o 6 cucharas pequeñas), logrando de este modo evitar enfermedades como la obesidad, diabetes tipo 2, enfermedades del corazón, cáncer…

Los azúcares libres son todos aquellos agregados a los alimentos conocidos como ultraprocesados, por ejemplo: salsas, refrescos, embutidos, zumos de tetrabrik, galletas, tomate frito, bollería industrial…

Cómo lograr reducir el consumo de azúcares libres

Como has visto, los azúcares libres son perjudiciales para nuestra salud y, hoy en día, los consumimos en exceso ya que está en casi todas partes.

Por lo tanto, si quieres lograr reducir su consumo, debes evitar o disminuir la compra de ultraprocesados,y para ello, puedes tener en cuenta el etiquetado cuando vayas a elegir los alimentos. 

También puedes optar por los azúcares naturales, los que se encuentran en los alimentos enteros y sin procesar, como la fructosa de las frutas.

Hidratos de carbono complejos y simples 

Los hidratos de carbono, son nutrientes esenciales de los cuales obtenemos energía, se clasifican en:

  • Complejos, o de absorción lenta.
  • Sencillos, que se absorben de forma rápida, más conocidos como los azúcares libres, que hemos estado mencionando. 

Debemos consumir más alimentos ricos en carbohidratos complejos, ya que son más beneficiosos para nuestra salud en varios aspectos y, además, nos sacian más. Estos nutrientes complejos los podemos encontrar en alimentos como: legumbres, pan integral, avena, arroz…

Los de rápida absorción debes obtenerlos, sobre todo, de alimentos como las frutas ya que son más bajos en calorías, y además, la fibra de la fruta ayuda a ralentizar su absorción.